Acné: Plan de cuidados diarios

Saturday, 05 Nov 2016

Acné: Plan de cuidados diarios

El acné es uno de los trastornos de la piel más frecuentes entre la población. Principalmente se manifiesta durante el periodo de la adolescencia como consecuencia de los cambios hormonales. Se trata de un trastorno que si bien no conlleva problemas de salud graves, si supone un importante trastorno estético y psicológico para aquellas personas que lo padecen.

Podemos hablar de diferentes tipos de acné en función del grado de desarrollo en la piel, de más leves a más severos. Las lesiones provocadas por el acné se producen como consecuencia de la infección de la denominada unidad pilosebácea, formada por glándulas sebáceas y el folículo piloso. Las tres zonas del cuerpo donde hay mayor densidad de unidades pilosebáceas, y por tanto, mayor probabilidad de que se produzca un trastorno de tipo acnéico son la cara, la espalda y el pecho.

Se trata por tanto de un trastorno difícil de combatir dada su naturaleza, pero que sin embargo es recomendable tratar con el fin de poder minimizar sus daños en la piel, siguiendo una serie de pasos y pautas de limpieza que mantendrán nuestra piel cuidada y preparada ante los múltiples agentes externos e internos a los que se enfrenta.

En primer lugar es importante tener un hábito de limpieza diaria tanto del rostro, como de aquellas zonas más sensibles a padecer acné. Al mismo tiempo, debemos realizar por ejemplo, dos veces por semana una limpieza más profunda, tipo exfoliante para limpiar la piel de las células muertas que favorecen el acné.

Complementar esta dinámica de limpieza con productos adecuados para cada tipo de piel y cada caso concreto ayudará a mejorar la efectividad de nuestro tratamiento. Podemos utilizar múltiples productos para tratar el acné, sin embargo, algunos pueden resultar demasiado agresivos para la piel debido a ciertos componentes, por lo que existen otras alternativas como el aceite de árbol de té que, ofrece muy buenos resultados y no suele ser tan erosivo. 

No está clara la influencia de la alimentación sobre la evolución del acné, pero siempre es conveniente reducir la ingesta de grasas saturadas e incrementar la proporción de alimentos que aporten vitaminas C, E y antioxidantes. Es muy importante recordar que fumar, tomar alcohol y la falta de sueño sí que repercuten negativamente sobre el acné por afectar a la salud general de la piel.

Sin embargo, siempre es recomendable acudir a nuestro farmacéutico de confianza que podrá ofrecernos un tratamiento específico para cada caso concreto, así como los productos más recomendables según el grado de acné y el tipo de piel o bien, acudir al médico especialista si fuera necesario.

Compartir en:

 Facebook  Twitter 

Etiquetas:

Publicado en Belleza facial y cosmética por

Globalpharma

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación; si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X