Aftas bucales ¿qué son y cómo tratarlas?

Thursday, 15 Sep 2016

Aftas bucales ¿qué son y cómo tratarlas?

Las aftas, llagas o úlceras bucales son una inflamación en la mucosa oral acompañada de dolor más o menos doloroso. Generalmente curan espontáneamente al cabo de 7-12 días aunque pueden ser recidivantes. Suelen ser muy molestas, llegando incluso a dificultar hablar o comer.

 

Las lesiones pueden aparecer por toda la cavidad oral: cara interna de labios, bordes de la lengua, surcos bucales, interior de carrillos. Tienen un aspecto pequeño, blanco-amarillento, con exudado y bordes planos o ligeramente elevados.

 

Pueden clasificarse en:

  •   Aftas menores: son pequeñas lesiones que se suelen localizar en las zonas blandas de la mucosa oral, en cantidad de 1 a 5 lesiones. Son las más comunes y suelen curar a los 7-12 días.
  •   Aftas mayores: suelen aparecer aisladas, con un tamaño superior a las aftas menores y pueden llegar a tardar en curarse unas 6 semanas.
  •   Aftas herpetiformes o en racimo: aparecen lesiones múltiples por toda la boca. Suelen ser poco frecuente.

 Inicialmente se produce una sensación de ardor o quemazón, seguido de una ulcera. Puede aparecer fiebre, malestar general y ganglios linfáticos inflamados. 

 

En la mayoría de los casos suele curar a los 7-12 días, pero si vemos que son recurrentes o se acompañan de fiebre, malestar, dolor de cabeza o erupción cutánea será necesario acudir al médico para que realice revisión e instaure el mejor tratamiento para evitar su reaparición.

 

Aunque no se conoce exactamente la causa, pueden desencadenarse por estrés, uso de ortodoncias, dentaduras postizas, mordiscos en la lengua o interior de los carrillos, cambios hormonales, infecciones, alergias, deficiencias nutricionales o larga exposición al sol.

 

El tratamiento de las aftas puede ser farmacológico o no farmacológico y lo que se persigue es minimizar el dolor, reducir el tiempo de curación y favorecer la regeneración de la zona afectada.  La elección de uno u otro tratamiento dependerá de la gravedad de la lesión y del criterio del médico.

 

Recomendaciones

  •   Evita alimentos picantes, ácidos, calientes o excesivamente condimentados.
  •   Utiliza cepillos suaves y cepilla los dientes después de cada comida.
  •   Utiliza enjuagues bucales específicos para aftas o agua con sal para aliviar el dolor o quemazón.
  •   Mantén una boca cuidada y acude al odontólogo regularmente.
  •   Cambia tu cepillo de dientes al menos cada 3 meses.
  •   Mastica lentamente.
  •   Utiliza algún tipo de cera para proteger la mucosa oral si eres usuario de ortodoncias.
  •   Evita situaciones de estrés.
  •   Sigue una dieta variada y equilibrada, con alimentos ricos en hierro, ácido fólico (espinacas, espárragos, alcachofas, lechuga, aguacate..) y vitaminas del grupo B. Los alimentos que contienen zinc (frutos secos, legumbres,  cereales integrales, marisco, pescado,hígado, ..) son muy adecuados pues su déficit está directamente relacionado con la aparición de las aftas bucales.

 

Si la aparición de las llagas o aftas son muy continuas, si tienes fiebre o malestar general y te producen una gran molestia no dudes en acudir a tu médico. En la farmacia existen múltiples productos que te podrán ayudar a aliviar el dolor o quemazón que puedas sentir.

 

Compartir en:

 Facebook  Twitter 
Publicado en Higiene bucal por

Globalpharma  

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación; si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X