Caspa, causas y remedios para evitarla y combatirla

Wednesday, 15 Jun 2016

Caspa, causas y remedios para evitarla y combatirla

La caspa es un problema capilar que afecta tanto a hombres como mujeres y  provoca en la persona que lo tiene situaciones molestas, tener que estar pendiente continuamente del aspecto del cabello, de los hombros, de la ropa. En definitiva  es un problema que afecta a la imagen personal.

 

A grandes rasgos, la caspa es la descamación excesiva  de células córneas  del cuero cabelludo en forma de escamas blanco-amarillentas, que puede acompañarse de picor e irritación.

 

Podemos hablar de dos tipos de caspa. Por un lado, la caspa seborreica. Este tipo de caspa se produce por un aumento de la secreción de grasa en el cuero cabelludo. La caspa en este caso se presenta en forma de escamas grandes y amarillentas, y son difíciles de retirar con el cepillado. Por otro lado, la caspa seca, es la más frecuente. Se presenta en forma de escamas blancas y pequeñas y se desprenden fácilmente del pelo.

 

La aparición de la caspa es multifactorial, si bien algunos de ellos son factores principales como la proliferación excesiva de microorganismos o el exceso de grasa. A continuación veremos los factores más importantes.

 

Cuáles son los factores que desencadenan la aparición de caspa

 

- Condiciones ambientales. La aparición de caspa es más frecuente en los meses de más frío. La humedad favorece el crecimiento de microorganismos mientras que los ambientes secos favorecen la descamación.

 

- Desequilibrio hormonal. La aparición de caspa se relaciona con un aumento de la actividad de las glándulas sebáceas, siendo más habitual entre los 20 y 50 años.

 

- Flora microbiana. En el cuero cabelludo coexisten poblaciones microbianas saprófitas, que se alimentan de la grasa del pelo.En las personas con caspa se ha observado un aumento de la presencia de Malassezia globosa. El exceso de grasa se transforma por estos microorganismos en acidos grasos libres provocando irritación, picor y, por tanto, una renovación celular aumentada.

 

- Predisposición genética. Parece demostrado que la caspa puede afectar a toda una familia.

 

- Estrés y estilo de vida. El estrés, el cansancio o la mala alimentación pueden ser causantes de desarreglos hormonales que como hemos comentado provocan un aumento de la secreción sebácea.

 

- Uso de productos agresivos. El uso excesivo de tintes y productos irritantes puede desencadenar una excesiva renovación celular, que se traduce en aparición de caspa, picor e irritación.

 

Los productos anticaspa, principalmente champús y lociones, suelen contener varios principios activos para actuar a distintos niveles. El objetivo principal será frenar la excesiva proliferación celular.

 

Antifúngicos. Frenan la proliferación excesiva de los microorganismos como la Malassezia. Los más habituales son la piritiona de zinc o la piroctona olamina.

- Antiseborreicos. Normalizan la secreción sebácea. Muchos agentes antifúngicos tienen también actividad seboreguladora.

- Citostáticos. Regulan la proliferación de las células, de forma que se normaliza el ciclo de  renovación celular.

- Queratolíticos. Disgregan las escamas adheridas al cabello. El ácido salicílico, urea o extractos de sauce son ingredientes con actividad exfoliante.

- Calmantes. Alivian el picor y la irritación, como el bisabolol, avena, caléndula

 

Consejos para lavar adecuadamnete un pelo con caspa y evitar que vuelva a aparecer

 

  • Lavar el pelo con regularidad. Los expertos indican que se puede lavar el pelo a diario siempre que se use el producto adecuado.
  • Usar agua tibia para el lavado y agua fría en el último aclarado para reactivar la circulación sanguínea.
  • Alternar el uso de champúes con distintos ingredientes activos, de esta forma puedes actuar desde distintos frentes.
  • Masajear con la yema de los dedos el champú sobre el cuero cabelludo para arrastrar las células muertas. Dejar actuar durante 5 minutos o el tiempo que estime el fabricante.
  • Enjuagar a fondo el cabello para evitar dejar restos y para eliminar las células muertas que hemos conseguido arrastrar con el champú.
  • Cepillar  el pelo regularmente y evitar abusar de productos irritantes como lacas, tintes, espumas,…

 

Si después de un tiempo usando productos anticaspa el problema no se soluciona es muy importante que acudas a un dermatólogo para que estudie tu problema.

 

Elisa López Ortiz

Farmacéutica (Dirección Técnica Cofares)

 

Compartir en:

 Facebook  Twitter 

Etiquetas:

Publicado en Cuidado personal por

Globalpharma  

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación; si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X