¿Cómo cuidar correctamente nuestra boca?

Sunday, 18 Sep 2016

¿Cómo cuidar correctamente nuestra boca?

Un cepillo y una pasta dental convencional no bastan para cuidar correctamente nuestra boca. Debemos  elegir el cepillo y el dentífrico más adecuado para cada persona y  tenemos también que  saber aplicar la técnica de cepillado correcta.


Aunque pueda parecer sorprendente en los tiempos en que vivimos, los españoles aún somos poco conscientes de la importancia de mantener una correcta higiene bucal. Las estadísticas indican  que casi la mitad no se cepilla los dientes después de cada comida, y, lo que es aún más preocupante, uno de cada tres niños no se lava los dientes todos los días.


Al contrario de lo que comúnmente se piensa, es igual de efectivo el cepillo eléctrico que el manual, lo verdaderamente importante es que el cepillado se realice de manera eficaz.


Para un buen cepillado se recomienda utilizar un cepillo medio–suave ejerciendo movimientos circulares desde la encía hasta el borde del diente. Nunca al revés, porque sino introduciremos la placa bajo la encía, teniendo como consecuencia la inflamación y recesión de dicha zona. Ha de durar 2 minutos aproximadamente, sin olvidar ningún diente, ni ninguna de sus caras.


Debemos cepillarnos los dientes tres veces al día, pero, sin duda, es el cepillado de la noche el más importante. Esto es debido a que mientras dormimos la saliva sufre cambios, se vuelve más espesa y  esto hace que se fijen más al diente los restos de comida.


No hay que olvidar que los cepillos también tienen una “caducidad” y que como tantos otros instrumentos de nuestra vida cotidiana, no son eternos. Es conveniente cambiarlos cada trimestre, si no lo hacemos estaremos intentando limpiarnos los dientes con un instrumento gastado y lleno de suciedad.


En cuanto al dentífrico, la elección es mucho más sencilla. Si no sufrimos ninguna patología como enfermedades de las encías, o  sensibilidad dental, una simple pasta dental rica en flúor será la indicada para ayudar a la remineralización del diente y para evitar que se originen nuevas caries.  Y por supuesto,  en caso de necesitar algún dentífrico específico, lo mejor es dejarnos aconsejar siempre por nuestro dentista.


Otra parte importante del cuidado bucal, es el uso del hilo dental. El hilo consigue eliminar los restos minúsculos de comida que se quedan entre los dientes y que causan caries de difícil diagnóstico y de mal pronóstico. Dependiendo del tamaño del espacio interdental que tengamos en nuestra boca, una alternativa al hilo son los cepillos interdentales. Estos cepillos de variados tamaños,  retiran fácilmente estos problemáticos restos de alimentos.


Para concluir, y conseguir una boca perfectamente limpia, también tendremos que frotar con el cepillo lengua y mejillas. El motivo no es otro que  eliminar las bacterias que en esa zona de la boca quedan adheridas.


Carmen Pestana, Odontóloga 

Compartir en:

 Facebook  Twitter 
Publicado en Higiene bucal por

Globalpharma

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación; si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X