Cómo conservar y guardar los medicamentos

Friday, 08 Apr 2016

Cómo conservar y guardar los medicamentos

Para que un medicamento ejerza de forma adecuada su actividad se ha de mantener en las condiciones óptimas de conservación. Todos entendemos y tenemos en mente esta frase pero no siempre la cumplimos o no sabemos cuáles son esas “condiciones óptimas”.

 

Según la Agencia Española del Medicamento podemos hablar de tres grandes grupos de medicamentos y su temperatura óptima de conservación:

 

  • Medicamentos termolábiles. Medicamentos que se deben mantener entre 2-8ºC. Deben almacenarse en nevera, nunca en la puerta, porque es el lugar del frigorífico donde más oscilaciones de temperatura se produce y evitar su congelación, pues perderían su eficacia. A la hora de transportarlo desde la oficina de farmacia es importante que te lo entreguen acondicionado adecuadamente e intentar que desde que te lo entregan hasta que lo pones en el frigorífico sea el menor tiempo posible. A la hora de un viaje, debes asegurarte que transportas estos medicamentos en buenas condiciones para lo que sería adecuado utilizar una nevera portátil o un envase isotermo especial para medicamentos, refrigerados o con acumuladores de frío y depositarlo en el frigorífico a la llegada a tu destino.
  • Medicamentos que deben mantenerse por debajo de 25ºC. Lo habitual en estos productos será conservarlos en un lugar fresco, seco y protegido de la luz.
  • Medicamentos que no requieren condiciones especiales de conservación. A pesar que no requieran condiciones especiales de conservación, hay que ser lógicos y evitar aquellas prácticas que puedan poner en peligro la eficacia del medicamento, como temperaturas extremas, luz solar directa o elevada humedad.

Hay medicamentos que por su forma farmacéutica son bastante sensibles a las altas temperaturas como los supositorios, óvulos o cremas.  En estos casos hay que tener un especial cuidado en su conservación. También, en verano especialmente, hay medicamentos que por su forma de presentación en forma de parches pueden despegarse (debido a ejercicio físico intenso, sudoración excesiva, roce con la ropa,..). En estos casos es necesario consultar a su médico o farmacéutico sobre cómo proceder.

 

A continuación te indicamos algunos consejos para conservar y guardar los medicamentos en casa:

 

  1. Nunca guardes los medicamentos en la cocina o en el cuarto de baño. Son los lugares donde se producen mayores cambios de temperatura y además se condensa gran humedad.
  2. Evita lugares donde les dé la luz directa o calor, a través de un foco, calefacción,.. o luz solar.
  3. Conserva los medicamentos en su envase original y con su prospecto. Por un lado se evita el contacto con la luz y además, en el prospecto van indicadas las instrucciones de conservación  y siempre es aconsejable consultarlo.
  4. Mantén los medicamentos fuera del alcance y la vista de los niños. Si es posible, bajo llave. Un 30% de las intoxicaciones en niños se produce a causa de medicamentos, atraídos por su diseño o colores.
  5. Si el medicamento ha adquirido un aspecto anormal, distinto del habitual, no lo utilices y consulta a tu farmacéutico.
  6. Nunca dejes los medicamentos dentro del coche, particularmente en verano, pues se alcanzan temperaturas en muchos casos por encima de 40ºC y dejarían de ser efectivos.
  7. Cuando tengas un medicamento caducado o que ya no vayas a utilizar no los tires a la basura. Deposítalos en el punto SIGRE de tu farmacia.

 

Y por último, ante cualquier duda sobre cómo conservar un medicamento o si ha adquirido un aspecto distinto del habitual, consulta con tu farmacéutico, él te orientará y te dará respuesta a tus consultas.

 

 

 

Compartir en:

 Facebook  Twitter 
Publicado en Cuidado personal por

Globalpharma  

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación; si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X