Cuidados básicos del pecho

Friday, 24 Jun 2016

Cuidados básicos del pecho

La piel del escote requiere grandes cuidados. Es una piel delicada y fina. El pecho no posee músculos que lo sostengan ni está sujeto al tórax por lo que con el paso del tiempo tiende a caerse y perder elasticidad.

A lo largo de la vida de la mujer, el pecho sufre constantes cambios:

  • En la adolescencia el pecho se empieza a desarrollar a la par que el resto de cambios propios de esta etapa.
  • En el embarazo, el crecimiento de la mama se produce como preparación para la lactancia.
  • En el climaterio y menopausia se producen también cambios significativos. El pecho pierde firmeza y presenta un aspecto caído.
  • El ejercicio, cambios de peso o los ciclos menstruales provocan continuos cambios en el tamaño de los pechos.

Como consecuencia, se producen roturas a nivel de las fibras del tejido de sujeción perdiendo elasticidad y firmeza.

A continuación te indicamos algunos consejos para mantener el pecho firme y terso:

  • Utilizar productos reafirmantes y antiestrías.  Los productos reafirmantes y antiestrÍas aportan nutrientes necesarios para fomentar la síntesis de elastina y colágeno.  Se deben aplicar dos veces al día con suaves movimientos circulares desde el exterior del pecho hacia el interior y desde el interior a los hombros. Recuerda que una de las reglas más importantes del mantenimiento de la piel es SER CONSTANTE.
  • Hidratar y nutrir. Realizar una dieta variada y equilibrada y beber al menos 2 litros de agua al día favorece el óptimo estado corporal.
  • Realizar duchas de agua fría. El agua fría tonifica y activa la circulación, acaba tu ducha diaria con agua fría para reactivarte!
  • Realizar una vez a la semana una exfoliación para eliminar células muertas y favorecer la absorción de los nutrientes de los productos reafirmantes. Como la piel del pecho es fina, lo adecuado es usar el exfoliante que utilizas para la cara, menos agresivo que un exfoliante corporal.
  • Realizar ejercicio destinado a tonificar la musculatura  pectoral y dorsal. Utiliza un sujetador de tipo deportivo, para favorecer la sujeción y para encontrarte más cómoda.
  • Evitar ejercicios violentos así como sujetadores que opriman.
  • Mantener la espalda firme y erguida. Si se mantiene la espalda erguida los pechos se realzan.
  • Dormir boca arriba. Lo ideal es dormir boca arriba, se evita presionar el pecho y se evitan las pequeñas arrugas.
  • Utilizar un producto de protección solar con factor de protección muy alto si vas a tomar el sol.
  • Utilizar el sujetador adecuado en cuanto a talla. Hay que evitar tanto un sujetador que oprima como un sujetador que quede grande. Es recomendable no utilizar el sujetador a la hora de dormir para favorecer la circulación.
  • Al inicio de la lactancia pueden aparecer grietas en los pezones. Una manera de prevenirlas antes de iniciar la lactancia es aplicar aceite de almendras dulces en los pezones después de la ducha diaria para mantenerlos hidratados. Si aun así, durante los primeros días de lactancia se producen grietas existen en el mercado cremas específicas para ello.

Recuerda que en tu farmacia encontrarás el producto cosmético adecuado para mantener una óptima hidratación de tu piel. En el caso del pecho, los productos específicos te ayudarán a mantenerlos firmes y tersos.

Compartir en:

 Facebook  Twitter 

Etiquetas:

Publicado en Cuidado personal por

Globalpharma  

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación; si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X