¿Cómo lucir unas manos y pies bonitos?

Sunday, 08 Sep 2019

¿Cómo lucir unas manos y pies bonitos?

Las manos y los pies se encuentran muy expuestos a las agresiones externas. En verano, especialmente, queremos que luzcan perfectos y es cuando más sufren. Sigue los siguientes consejos para que tus manos y pies estén perfectos.

LAS MANOS

Las manos son una de las partes del cuerpo que más utilizamos y durante todo el año están expuestas a los factores externos, por lo que necesitan un cuidado intensivo. Además, siempre están visibles y, si queremos dar una buena imagen, tienen que lucir bonitas y cuidadas. Los pasos a seguir para que la piel esté en condiciones adecuadas son:

  1. Lavar: es el primer paso para que estén limpias y eliminar todas las impurezas. Hay que tener cuidado con qué jabón utilizamos. El agua reseca mucho la piel y, para tener unas manos suaves, tendremos que utilizar un jabón neutro que respete el pH de la piel. Utiliza a diario uno que sea suave e hidratante y regenere la piel. Si no dispones de agua en el momento que necesites lavarlas o quieres desinfectarla, puedes recurrir a un gel antibacteriano hidroalcohólico, pero estos productos resecan mucho la piel, por lo que deberías usarlos únicamente cuando no exista otra alternativa. 
  2. Exfoliar: para que las manos estén bien hidratadas y suaves tendrás que eliminar las células muertas. Permitirá que tu piel absorba mucho mejor los productos que utilices a continuación para hidratar. Realiza este paso una vez a la semana. Puedes utilizar un exfoliante corporal o realizar el tuyo propio. Un remedio casero muy sencillo es mezclar aceite de oliva con azúcar y masajear por toda la mano, después deja que actué unos 10 minutos y aclara con abundante agua. El azúcar ayudará a retirar la piel muerta y el aceite de oliva hidratará y nutrirá tus manos.
  3. Hidratar: el paso fundamental. Utiliza una crema a diario y, si es posible, llévala siempre contigo para poder usarla después de lavarte las manos. Existen multitud de cremas de manos en  función del tipo de piel. Para manos muy dañadas, para piel envejecida o cremas más ligeras que no dejen sensación grasa. Estas cremas, no solo hidratan, también nutren y protegen frente a las agresiones externas.

Pero no todo es la piel, también es importante cuidar las uñas. Lo peor que puedes hacer es morderlas, dan un aspecto muy descuidado. Puedes lucirlas largas o cortas, pero bonitas. Para ello podrás usar unas tijeras, un cortaúñas o una lima. Con la lima conseguirás un acabado más liso y profesional, permitiéndote darle a la uña la forma que quieras.
Para que parezcan más grandes y den un aspecto más cuidado, retira las cutículas. El mejor método es ablandarlas con un poco de vaselina y empujar con un palito de naranjo. También puedes retirarlas con un quitacutículas, pero ten cuidado de no cortarte o hacerte heridas.
El toque final será el color. Si quieres pintar tus uñas, elige un producto de buena calidad para que no las dañe. Pueden quedar amarillentas o quebradizas por el uso de lacas de uñas de baja calidad. Existe una gran variedad de colores y tonalidades a elegir. También puedes optar por lucirlas naturales. En cualquier caso, procura hidratarlas y nutrirlas con un aceite y mantenlas fuertes con un endurecedor. Para retirar el color, utiliza un quitaesmalte preferiblemente sin acetona para agredir lo mínimo posible las uñas.

 

Si quieres reducir las agresiones que sufren las manos, sigue los siguientes consejos:

  • Usa guantes para limpiar, evitando que los detergentes dañen tu piel.
  • Utiliza agua fría o templada para lavarte las manos, evita el agua caliente porque puede resecar.
  • Un truco casero para tener las manos suaves y desinfectadas consisten en frotar un limón en las manos antes de acostarte y dejarlo actuar durante 5 minutos antes de aclararlo con agua tibia.

LOS PIES

En verano enseñamos nuestros pies tras tenerlos escondidos durante todo el invierno. Si quieres que estén perfectos para este momento los tienes que cuidar durante todo el año. En verano es cuando más sufren, pero en invierno el calzado también nos estropea los pies. Para que luzcan perfectos con tus sandalias, sigue estos pasos:

  1. Lavar: con el calzado, los pies sudan mucho y pueden tener mal olor. En verano, al llevar calzado más abierto, están en contacto con más suciedad. Lávalos adecuadamente y sécalos bien.
  2. Eliminar durezas y callos: lima las zonas más ásperas de tus pies con una lima adecuada. Existen limas eléctricas que facilitan esta tarea y otras más pequeñas especializadas en las zonas más pequeñas para los callos. También puedes recurrir a la piedra pómez de toda la vida. Te recomendamos que limes las durezas una vez a la semana, pero no te pases quitando toda esta zona, porque protegen nuestros pies y, quitándolo en exceso, podemos hacernos daño y nos molestará al andar.
  3. Exfoliar: elimina las células muertas de la piel, una vez a la semana. Utiliza un exfoliante específico para pies o uno corporal, en función de la intensidad que busques y tu tipo de piel.
  4. Hidratar: para que los pies estén suaves y lisos, libres de durezas y grietas, utiliza todos los días una crema hidratante y emoliente. Si tienes los pies muy secos y agrietados, puedes utilizar alguna crema con urea, que reparará la piel más dañada. Un truco para una hidratación más intensa es aplicar gran cantidad de crema por todo el pie por la noche y ponerte unos calcetines.

Por último, al igual que en el caso de las manos, tienes que cuidar las uñas. Sigue las recomendaciones que hemos explicado anteriormente. Eso sí, ten cuidado con los hongosen las uñas. Para prevenirlo, ten una buena higiene y seca bien los pies, evita usar calzado que aumente la sudoración del pie y cuida el corte de las uñas.

Además de este cuidado básico durante todo el año, tienes que tener en cuenta que en verano aumentan los inconvenientes para tus pies.

  • Ten cuidado con los hongos: en verano, debido al calor y la humedad, es más probable la aparición de hongos. Algunas precauciones que debes tomar son usar chanclas siempre que estés en un lugar público como duchas, piscina o playa y secar bien los pies cada vez que estén mojados, evitando el crecimiento de los hongos.
  • Pueden aparecer ampollas: utiliza un calzado adecuado y cómodo. Puedes prevenir su aparición utilizando vaselina o un stick antirroces, pero a veces son inevitables. Si te ha salido alguna ampolla, existen apósitos para que desaparezcan y protegen la zona, reduciendo el dolor y el roce con el calzado, o puedes recurrir a un remedio casero metiendo los pies en agua templada con sal.
  • El calor hincha los pies: durante esta calurosa estación, tendemos a retener los líquidos y a tener una circulación peor. Masajea los pies para activar la circulación y mételos en agua fría con sal.

 

Sigue todas estas recomendaciones para unas manos y pies perfectos. Este verano serás la envidia. En Globalpharma tenemos todo lo que necesitas: cremas hidratantes y emolientes, exfoliantes, todos los productos para manicura y pedicura y otros productos más específicos para los callos, los hongos y las rozaduras.

 

Compartir en:

 Facebook  Twitter 
Publicado en Cuidado personal por

Globalpharma

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación; si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X