La onicofagia, el hábito de comerse las uñas

Wednesday, 16 Sep 2015

La onicofagia, el hábito de comerse las uñas

La mala costumbre de morderse las uñas no es algo que nos sorprenda, todos hemos conocido o conocemos a alguien con este mal hábito, o incluso podríamos haberlo sufrido nosotros mismos. De lo que igual no somos conscientes realmente es de los problemas de salud, estética y psicológicos que acarrean.

El problema estético es evidente, las uñas presentan un aspecto desmejorado, y muchas veces los dedos pueden incluso presentar síntomas de deformación, las uñas son de las únicas partes del cuerpo que reflejan las enfermedades, infecciones o trastornos que sufre el cuerpo.

En cambio, los problemas de salud pasan más desapercibidos, pero a largo plazo son igual o más importantes que los anteriores. La cutícula juega un papel fundamental en este caso. La función de ésta es totalmente protectora, resguarda la uña y el tejido que la rodea, sella la humedad y evita el desarrollo de gérmenes, por lo que hay que evitar eliminarla por completo.

Muchas optan por la manicura como solución, pero según fuentes de la agencia EFE, recuerdan que “en un principio no tiene por qué dar problemas, pero hace que la uña tenga una superficie encima y permite que se acumule sudor, agua, jabón, lo que hace que haya más propensión a coger infecciones, sobre todo de hongos, que son los gérmenes a los que les gusta la humedad.” Desde Globalpharma os ofrecemos unos sencillos consejos para que las uñas se mantengan sanas:

-Mantén las manos siempre limpias e intenta utilizar los guantes en cualquier manipulación que vayas a realizar.

-Utiliza productos que ayuden a protegerlas sin necesidad de esmaltes, como son los endurecedores de uñas, productos específicos o incluso las cremas nutritivas para tratar también son muy recomendables en los tratamientos.

-Si llevas esmalte, recuerda eliminarlo por completo y sin dejar residuos.

-Masajéate las uñas y las cutículas con una crema específica.

No olvides que hay ocasiones en los que los medicamentos hacen que nuestras uñas se debiliten y por consiguiente sean más sensibles. Si es tu caso, puedes utilizar productos endurecedores anteriormente citados.

Y por último, cuando lo tachamos de problema psicológico es porque nos referimos a la asociación directa que existe con los factores emocionales. Al fin y al cabo, la persona que realiza esta acción es por que asocia el gesto con un estado como puede ser el de la preocupación, tristeza, excitación… Aplacarlo desde la raíz (el emocional) es una de las mejores opciones, si es el afectado consciente del motivo y es capaz de detectar y paliar la manía poco a poco, el mal hábito se solucionará mucho antes.

Compartir en:

 Facebook  Twitter 
Publicado en Cuidado personal por

Globalpharma

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación; si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X