¿Sabes reconocer en tu cuerpo los lunares malignos?

Sunday, 01 May 2016

La Dra. Natalia Jiménez, dermatóloga del Hospital Ramón y Cajal y de la clínica Jaén,  nos cuenta en el siguiente vídeo la importancia de llevar un cuidado especial con los lunares y realizar revisiones periódicas para evitar posibles problemas futuros.

 

Los lunares son algo común en la piel  y, como es el caso de Cindy Crawford, signos distintivos de las personas.  Sin embargo, y aunque la mayoría de las veces no suponen ningún problema para la salud, sí es cierto que pueden llegar a evolucionar y convertirse en un tumor maligno, por lo que es necesario revisarlos de forma periódica con un especialista.

 

Aunque lo que se recomienda son revisiones anuales, hay una serie de maneras para saber si los lunares que ya poseemos sufren modificaciones que deben ser analizadas o, también, sí es necesario revisar de manera urgente los nuevos  que van apareciendo en nuestro cuerpo.  Aún con esto, siempre es recomendable acudir a nuestro médico en caso de que haya cambios notorios.

 

Los especialistas recomiendan seguir  la norma  A,B,C,D,E  a la hora de hacer los análisis en nuestra propia casa. Estas letras son las iniciales de: asimetría, bordes, color, diámetro y evolución. Todos estos apartados no indican los casos en que debemos sospechar acerca de si los lunares son benignos o no.

 

A)     Asimetría: en el caso de que nuestro lunar sea muy asimétrico debemos ir a revisarlo con un especialista.

 

B)      Bordes: Los bordes irregulares de los lunares también son un signo de sospecha acerca de que los éstos pueden ser malignos.

 

C)      Color: Los lunares que mezclan diversos colores: como pueden ser el negro, el rosa o el marrón deben llamar la atención y debemos ir a que nos los revisen de manera urgente.

 

D)      Diámetro: Los lunares que posean más de cinco milímetros de diámetro pueden ser sospechosos de malignidad, aunque hay que señalar que el diámetro de manera aislada no es un indicativo fiable. Este aspecto sólo se tiene en cuenta si va acompañado de alguna de las características anteriores.

 

E)      Evolución: es importante analizar cómo los lunares van evolucionando  de forma periódica ya que, si el lunar no sufre variaciones  a lo largo del tiempo, no habrá que tratarlo, pero en la situación de que sí se sufran cambios en las revisiones anuales  lo más conveniente es tomar la decisión de extirparlo para prevenir  el caso de melanoma, es decir, para prevenir el cáncer de piel.

 

Los melanomas puede ser un tumor de la piel de baja agresividad siempre y cuando se diagnostique y extirpe a tiempo, o puede tener un pronóstico grave en caso de que se diagnostique de manera tardía.  

 

Compartir en:

 Facebook  Twitter 

Etiquetas:

Publicado en Salud y bienestar Videoconsejos - Cuestión de Salud por

Globalpharma  

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación; si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X