¿Te gustaría dejar de fumar?

Saturday, 01 Oct 2016

¿Te gustaría dejar de fumar?

El tabaco, según la Organización Mundial de la Salud, es la primera causa de muerte evitable en los países industrializados.  Se dice que en el mundo anualmente mueren 6 millones de personas por causa del tabaco.

 

El consumo del tabaco está sustentado en dos importantes factores: la adición física que produce y el hábito de comportamiento que se crea. La adición física es creada por la nicotina del cigarrillo. Los niveles de nicotina en sangre van descendiendo transcurrida entre media y una hora y empieza a producir sensación de malestar en el organismo que desaparece cuando se vuelve a fumar. Por otro lado, fumar se convierte en un hábito, en muchas ocasiones se fuma sin saber por qué,  ofreciendo una sensación de relajación y placer.

 

¡Dejar de fumar es posible! Implica un esfuerzo, una motivación y un compromiso pero los beneficios que se obtendrán superarán con creces las expectativas.

 

Beneficios:

Recuerda que dejar de fumar es la mejor decisión que puedes tomar. Tu salud te lo agradecerá. 

v  El aspecto mejorará notablemente, la piel estará más luminosa.

v  Los dientes y el aliento también mejoran.

v  Mejora el gusto y el olfato. La comida tiene mejor sabor.

v  La tensión arterial y el pulso se pueden recuperar a los 20 minutos del último cigarrillo.

v  Los niveles de nicotina se reducen a la mitad tras 8 horas sin fumar.

v  Mejora la respiración y disminuye el riesgo de problemas cardiovasculares entre 24 y 72 horas después del último cigarrillo.

v  Mejora la circulación y la función pulmonar, entre 1 y tres meses después de dejar de fumar.

v  Disminuye la fatiga y aumenta la sensación de bienestar entre 1 y 9 meses después.

v  Entre 5 y 10 años después de dejar de fumar el riesgo de morir por enfermedades cardiacas o cáncer de pulmón se iguala al de los no fumadores.

 

Para dejar de fumar se necesitan tres factores:

v  Una actitud positiva, teniendo presente el objetivo final y sus beneficios.

v  Una decisión sólida, esforzarse por querer conseguirlo.

v  Un planteamiento de los pasos a seguir robusto, sin prisas, pidiendo ayuda a un profesional.

 

Si se cumplen estos factores es muy posible que se tenga éxito y se alcance el objetivo final.

En el camino, el fumador se encontrará con distintas etapas. Los primeros días sentirá que es más fácil de lo que parece, que lo tiene controlado y que lo lleva bien, aunque a veces pueda tener un momento bajo de moral. Pasado un tiempo, empezará a sentir que no volverá a fumar, solo con paciencia se puede conseguir. Por último, la fase más peligrosa, después de un tiempo sin fumar, sobrevuela la tentación de dar alguna calada pues se piensa que lo podrá controlar. Hay que estar alerta para no sucumbir a las tentaciones.

 

¡Preparación del gran día!

v  Haz una lista de los motivos para dejar de fumar y déjatela a la vista, es posible que a veces, en momentos de baja moral sea necesario releerlos para coger fuerzas para continuar.

v  Elimina de tu entorno las cosas que te provocan la necesidad de fumar. Debe desaparecer de tu vista mecheros, cigarrillos, ceniceros y crear un ambiente fresco y agradable. Ventila adecuadamente las estancias para evitar el olor a tabaco.

v  Planifícate el día (día “D”) para tenerlo lo más ocupado posible, evitando aquellas situaciones que puedan provocar el deseo de fumar.

v  Busca y anota en el calendario el día que hayas decidido dejar de fumar. Tachar los días que van pasando sin fumar produce sensación de bienestar y motivación, factores muy importantes para llegar al objetivo final.

 

¡Llegó el gran día!

v  Levántate y di en alto Hoy no voy a fumar, piensa en objetivos diarios, no a largo plazo.

v  Comienza el día haciendo un poco de ejercicio físico (caminar, pasear, correr, etc), disminuye el nerviosismo y mejora la respiración.

v  Date una ducha relajante con agua caliente.

v  En el desayuno toma frutas o zumos de frutas. Evita a lo largo del día los cafés y bebidas excitantes que producen nerviosismo.

v  Cuando tengas necesidad de fumar: bebe agua, zumos, infusiones, mastica chicles o caramelos sin azúcar.

v  Los primeros días, sentirás un deseo muy fuerte de fumar.  Mantente firme y relajado.

v  Por último, felicítate a diario por los logros obtenidos y por los beneficios que vas a conseguir.

v  En una hucha introduce el dinero que diariamente te hubieses gastado en tabaco y gástatelo en unas vacaciones, algo que desearas comprarte o hacer…te sorprenderá la cantidad de dinero que gastabas anualmente en tabaco.

 

¡Evita recaídas!

Hay situaciones que pueden provocar caer en la tentación de fumar un cigarrillo. Cada persona debe valorar su capacidad de resistir y buscar métodos para evitarlo. Las situaciones más frecuentes pueden ser:

v  Situaciones estresantes como fallecimiento de un familiar, enfermedad, divorcios o dificultades en el trabajo.

v  Eventos como bodas, fiestas, un partido, etc.

v  Aburrimiento, ver la tele..

v  Entorno fumador. Te ofrecen cigarrillos de forma continua.

 

 

¡¡Hoy no voy a fumar!!

Recuerda esta frase todos los días. Recuerda los beneficios que vas a obtener, económicos y de salud. Y recuerda que no estás solo, tienes el apoyo de las personas que te rodean y de tu médico o farmacéutico que te aconsejará  y te ayudará a conseguirlo.

Compartir en:

 Facebook  Twitter 
Publicado en Cuidado personal por

Globalpharma  

Comentarios

Enviar el comentario

* Campos requeridos

Por favor, espere...

{{var product.name}}
ha sido añadido al carrito


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación; si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
X